Batidos verdes

     Un batido que, como cena ligera cuando hace calor está bien, porque además está bueno. Luego, con los primeros frescos ya no apetece tanto. Hoy, primer día de verano, por si hemos olvidado la "operación biquini" , igual nos viene bien esta receta. Y también puede tomarse por la mañana, en ayunas, como me ha enseñado Gabriela, compañera de Pilates, en su canal de You Tube.
   Debe llevar hojas verdes, siendo la espinaca la más socorrida, aunque no la única, pues también se pueden usar canónigos, berros, col rizada, lechuga. acelgas....


Ingredientes
  • Espinacas
  • Pepino o calabacín
  • Apio
  • Piña
  • Manzana
  • Papaya, semillas incluídas
  • Sandía
  • Mango 
  • Semillas de chía
  • Fresas (rabito incluído)
  • 1/2 plátano....
     Se ponen todos los ingredientes en el vaso de la batidora, con agua para que se trituren bien las espinacas, y continuamos, añadiendo agua hasta obtener la consistencia deseada. Y se va bebiendo....Llena un montón.
     El líquido empleado puede ser tanto agua como leche vegetal ( soja, avena, almendras...), o zumo de naranja, de pomelo, agua de coco (no leche)...
     Asímismo, si se requiere, se puede endulzar con miel, sirope de ágave, un dátil, azúcar sin refinar,....
     Aquí señalo algunas de las combinaciones propuestas por Gabriela:
  • Espinacas + zumo de naranja + plátano
  • Espinacas + fresas + leche de avena
  • Espinacas + zumo de naranja + manzana + jengibre
  • Col rizada + apio + zumo de pomelo + jengibre +  papaya + sirope de ágave ( batido quemagrasas)
  • Piña + pepino + apio + jengibre + sirope o miel + agua ( para deshinchar)
  • Zumo de naranja + fresas + nísperos + hojas de cogollo +sirope ( para niños)  

    

Gulash con soja texturizada

     Siguiendo con las adaptaciones de mi vegetariano, he versionado este plato que tantas veces hemos cocinado, pero cambiando la carne por soja texturizada gruesa. Y el resultado ha sido muy bueno, a mi hijo le ha gustado mucho. Pues eso, imaginación y cariño, y comerá estupendamente. Mi bombón.

Ingredientes
  • 300 gr de soja texturizada gruesa
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 2 ajos
  • 300 gr de tomate triturado
  • 1 vasito de vino tinto
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
     Ponemos la soja en remojo durante 20 minutos. Pasado este tiempo, la escurrimos, y la exprimimos para eliminar toda el agua posible.
     En una cacerola ponemos el aceite y doramos la cebolla picada. Añadimos el pimiento en trozos y la soja. sofreímos unos minutos, apartamos del fuego y añadimos el pimentón, dando unas vueltas. volvemos a poner al fuego y añadimos el tomate  y los ajos muy picados. Damos unas vueltas y añadimos el vino, y dejamos cocer el conjunto unos 15 minutos. Probamos de sal y añadimos pimienta. Este guiso es picante, pero ya, al gusto de cada uno.
     Como siempre, servimos acompañado de puré de patatas, de pasta,....
     A mi niño le ha gustado mucho. Al llegar a casa y ver la comida, ha preguntado ¿Y yo qué como?. T se le han abierto mucho los ojos cuando le he dicho que no llevaba carne. Y le ha encantado. Pues eso solo, ya vale la pena.

Libritos

     Otra de las recetas que les encantan a mis hijos y que, por sencilla, no estaba en el blog. Y me ha venido a la mente por aquello de que "Lo que no se soluciona pasando página, se soluciona cambiando de libro"
     Los libritos son filetes de lomo que se abren por el medio, dejando unida una de las partes, de forma que se pueden abrir como si fueran un libro. Los carniceros saben a qué nos referimos. Pueden hacerse también con otro tipo de carne, como el magro, pero lo habitual es hacerlos con lomo.

Ingredientes

  • Libritos
  • Lonchas de jamón de york o pechuga de pavo
  • Lonchas de queso
  • Pan rallado
  • Huevo batido
  • Aceite
  • Sal 

     La preparación es muy sencilla. Sólo hay que abrir los libritos, ponerles un pelín de sal, y rellenarlos con jamón de york o pechuga de pavo, y una loncha de queso que funda bien, como Havarti, Chedar, Edam....Después cerramos el libro, sujetando la carne con un par de palillos, los pasamos por huevo batido y por pan rallado, y los freímos.
     Cuando encuentro el lomo a buen precio, o cuando tengo muchas ganas de trabajar, compro más de los que necesito, y una vez empanados, los congelo. Ya que nos pringamos....Después, los sacamos del congelador un ratito antes, y los freímos. Y tenemos una estupenda comida rápida preparada por nosotros. Ligera no es, desde luego, pero conocemos de primera mano los ingredientes.  Acompañados de una ensalada, de un tazón de gazpacho,...tenemos resuelta la comida.
     Y además, sirve esta receta para felicitar a Inés en su 23 cumpleaños. Que pases un día estupendo, cariño.

Ensalada de Ana y Chimo

     Una ensalada de fiesta, deliciosa y bonita. y, que si quitamos las angulas, también es apta para dietas vegetarianas.


Ingredientes
  • Una bolsa de brotes tiernos
  • Manzana a dados
  • Mango a dados
  • Queso en dados
  • Una lata de angulas
  • Vinagreta balsámica
  • Sal

     Se abre la bolsa de ensalada y se le pone sal. A su alrededor se coloca el mango y la manzana, y en el centro, los cubos de queso.
     Las angulas se pasan por la sartén, con un pelín de aceite, y se colocan coronando la ensalada. Se aliña con la vinagreta.

Paella de verduras

     O como acabar con los restos del cajón de las verduras y hacer un arroz delicioso en poco tiempo. Los ingredientes son variables, adaptándolos a nuestro gusto. En este caso, lo que yo puse, y me salieron 6 raciones.

Ingredientes
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 calabacín
  • 1 puerro
  • 200 gr de champiñones
  • 2 ajos tiernos
  • 2 alcachofas
  • 6 espárragos trigueros
  • Un puñado de guisantes congelados
  • Un puñado de garrofón congelado
  • 200 gr de tomate triturado
  • Vaso y medio de arroz
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • Colorante
  • Sal 
     Pues lavamos y troceamos las verduras, ponemos la paella copn aceite al fuego y las vamos friendo. Salamos. Cuando están blandas, echamos el tomate triturado y damos unas vueltas, añadimos el arroz, volvemos a remover, apartamos del fuego y ponemos el pimentón, y enseguida el agua, y volvemos a poner al fuego.
     En mi caso, puse arroz bomba, que necesita 2 partes y media de líquido por cada parte de arroz.
     Cuando el agua hierve, probamos de sal, y añadimos si hiciera falta, teniendo en cuenta que debe estar ligeramente salado para que el arroz absorba el sabor. Añadimos también el colorante, si decidimos ponerle.
     15 minutos de fuego. al principio fuego vivo y después lo bajamos, para terminar la cocción. Si se nos queda demasiado entero, apagamos el fuego y cubrimos la paella durante unos 5 minutos con papel de periódico o con paños de cocina, para que se termine de hacer.
     En cualquier caso, es preferible dejar reposar el arroz unos 5 minutos antes de servirlo.
    

Crema de verduras vegetariana

     Pues estoy en modo "revisión" de los clásicos, para adaptarlos a la nueva forma de comer de Rodrigo, buscando que la dieta sea equilibrada y que le proporcione las proteínas necesarias. Esta vez, con tofu.

Ingredientes
  • 300 gr de verduras variadas
  • 40 gr de aceite
  • Sal
  • Tofu
     Ponemos el aceite y las verduras en el vaso de la Thermomix y programamos 5 minutos, 100ºC, velocidad 1. Al acabar, añadimos agua , yo he puesto 1,5 litros, y la sal, que en este caso ha sido sal rosa, y volvemos a programar 30 minutos, 100ºC, velocidad 1. Podemos aprovechar el tiempo y la temperatura para hacer algo en el Varoma.
     Pasado este tiempo, añadimos el tofu, que en este caso era de curry y naranja, esperamos a que baje un poco la temperatura, trituramos 1 minuto en velocidad progresiva 5-10, y volvemos a poner 5 minutos, 100ºC, velocidad 1, con el fin de las burbujas de aire introducidas al triturar, no hagan fermentar la sopa más rápido. Probamos de sal, y miramos la consistencia, por si la queremos más clara o espesa.

Horchata de otra manera

     Han llegado a mis manos unas chufas triturada, y he probado otra forma de hacer horchata, que es bastante fácil y también está muy rica.

Ingredientes
  • 200 gr de chufas molidas
  • 1,3 litros de agua
  • 130 gr de azúcar
     Por la mañana, puse las chufas en romojo con 1 litro de agua, y las dejé hasta la tarde, varias horas. En ese momento, le añadí el azúcar y las pasé a la batidora de vaso, pero también se puede hacer con la túrmix de toda la vida. Colé el resultado a través de un colador chino, apretando con el dorso de una cuchara los posos, para escurrir bien el agua. Con un colador de tela, el resultado será mejor.
     El residuo lo volví a poner en el vaso de la batidora y le añadí el agua restante. lo volví a triturar y a colar. Y a la nevera a enfriar.
     Mis hijos, que son unos magníficos catadores de horchata, le han dado el visto bueno, así que no hay nada más que añadir.

Coca de chufas

     Me encantan las chufas, remojadas para comerlas tal cual. He conseguido chufas trituradas, y además de hacer horchata con mucha facilidad, he hecho esta coca, que es una versión de la Tortada. Fácil y bien rica.
 
Ingredientes
  • 6 huevos
  • 200 gr de chufa molida
  • 200 gr de azúcar
  • 45 gr de harina de repostería
  • Azúcar glas (opcional)
     Precalentamos el horno a 180ºC.
     Separamos las claras de las yemas.
     Batimos las claras a punto de nieve. cuando están montadas, cambiamos el globo por la pala amasadora, bajamos la velocidad de la batidsora al mínimo, y añadimos el resto de los ingredientes, excepto el azúcar glas.
     Engrasamos y enharinamos un molde, o bien le ponemos papel de manila, como hice yo, echamos la masa, y la cocemos a 180º, calor arriba y abajo, durante unos 45 minutos, o hasta que esté cuajada.
     Opcionalmente, le ponemos azúcar glas por encima cuando la saquemos del horno.
     Deliciosa.

Empanadas colombianas

     Estas empanadas las probé en el bar de una chica colombiana y me gustaron mucho. Tanto que busqué la receta por internet, y la encontré aquí. No sé si es exactamente la misma receta de las que yo comí, pues como todos los platos populares, cada uno le da su toque, pero las que yo comí estaban deliciosas.









Ingredientes
Masa
  • 1 1/2 taza de harina de maíz precocida (Masarepa)
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1/2 cucharadita de Sazón con azafrán
  • 1/2 cucharadita de sal
Relleno
  • 2 tazas de patatas blancas peladas y cortadas en cubos
  • 1 pastilla de caldo de pollo o vegetales
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/4 de taza de cebolla picada
  • 1 taza de tomate picado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de taza de cebolleta picada
  • 1 ajo picado
  • 2 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 2 cucharadas de pimiento rojo picado
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra
  • 250 gr de carne picada de cerdo y ternera
Ají
  • 1 guindilla (supongo que eso será 1 ají bien picante rojo)
  • 1/2 taza de vinagre
  • 1/4 taza de agua
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1/2 taza de cilantro fresco picado
  • 1/4 taza de perejil picado
  • 1/2 taza de cebolleta picada
  • 1/2 taza de tomate picado
Ají
     Poner el vinagre, el agua y el ají en la licuadora durante 2 minutos.
     Colocar el resto de los ingredientes en un tazón y mezclar bien. Añadir el líquido y seguir mezclando.
     Meter en un frasco de vidrio y guardar en la nevera, donde puede conservarse hasta durante 10 dias.
Masa
     Colocar la harina de maíz en un cuenco grande, añadir la sal y el Sazón, mezclar bien, añadir el agua y el aceite, y amasar durante 2 minutos o hasta que esté suave. Tapar con un paño y dejar reposar durante al menos 20 minutos.
Relleno
     Cocer las patatas en una olla con la pastilla de caldo, durante unos 20 minutos, o hasta que estén cocidas. Escurrir, triturarlas un poco y reservar.
     En una sartén grande calentar una cucharada de aceite de oliva y cocinar la cebolla, a fuego medio-bajo durante 5 minutos. Añadir los tomates, cebolleta, ajo, pimentón, pimienta, cilantro y sal y cocinar durante 15 minutos. Añadir la carne e ir partiéndola con una cuchara de madera. Cocinar durante 15 minutos, o hasta que la mezcla esté seca. Mezclar bien con las patatas reservad.
     Coger porciones de la masa de aproximadamente 1 1/2 cucharadas, redondeándolas bien con las manos. Poner entre dos plásticos y aplastar. colocar sobre este círculo 1 cucharada de relleno, cerrar la empanada con ayuda del plástico de abajo y sellar los bordes bien, con un tenedor o con los dedos.
     Calentar el aceite vegetal a unos 180ºC y freír las empanadas durante unos 2 minutos aproximadamente. Dejar escurrir en un plato sobre papel absorbente, y servir acompañadas de ají y gajos de limón.
    

Timbal de espinacas

     Ésta es una receta que vi en un programa de televisión que no recuerdo, y que es una manera diferente de presentar las espinacas de toda la vida. La presentación la hace de lo más apetecible.

Ingredientes  (para 2 personas)
  • 300 gr de espinacas limpias
  • 2 ajos
  • Unos piñones
  • Unas pasas
  • 2 huevos
  • Unos dados de jamón
  • Unos dados de queso Chedar
  • Cebolla crujiente
  • Aceite
     Cortamos el ajo en láminas y lo doramos en la sartén con un poco de aceite. Cuando esté dorado, añadimos las pasas y los piñones y damos unas vueltas más. Entonces añadimos las espinacas en dos veces, pues tienen mucho volumen que, pococ a poco, van perdiendo. Reservamos.
     En dos tazas, ponemos sendos trozos de pepel film, y les echamos un chorrito de aceite, para que el huevo no se pegue al plástico. Sobre el aceite, cascamos un huevo, y le añadimos unos taquitos de jamón y unos taquitos de queso.
     Ponemos una olla con agua al fuego, y la llevamos a ebullición. Cuando hierva, introducimos los paquetes con el huevo, sin soltarlos de la mano y dandoles vueltas, de manera que no caigan al fondo de la olla y no se pegue y rompa el film. Los mantenemos 3 minutos, y sacamos.
     Sobre el plato, colocamos un aro de emplatar cuadrado, que rellenamos con la mitad de las espinacas, y sobre ellas, pondremos el huevo, para lo cual romperemos el paquete y lo dejaremos caer con suavidad. Y coronamos el conjunto con una cucharadita de cebolla crujiente. Fácil, barato y delicioso.

Hamburguesas de mijo y remolacha

     Hoy es el día de la madre. Y en éste día quiero estrenar una etiqueta en mi blog, la de "Vegetariano", porque hace una semana, mi hijo pequeño me informó que había decidido hacerse vegetariano. Y yo, ahí estoy investigando recetas para que mi niño coma bien, lo más variado posible, pero, sobre todo, de manera equilibrada. Así que añadiré esta etiqueta a los platos anteriores que sean compatibles, y aprenderemos juntos, como tantas veces. Os quiero mucho, hijos.
     Cuando les digo a mis chicos que ésto son hamburguesas, se parten de risa, es lo que tiene la juventud. Las hice, y a mí me han gustado, y resisten bien el paso del tiempo. A mi chico no le han gustado demasiado, veremos la manera de alegrarlas a su gusto, pero, de momento, esta es la receta que me dieron, y están bien buenas.

Ingredientes
  • 1 brócoli
  • 200 gr de mijo
  • 600 gr de caldo vegetal
  • 180 gr de remolacha cocida
  • 150 gr de copos de avena
  • 100 gr de nueces
  • 1/4 de taza de perejil picado
  • 1 cucharada de pimentón
  • Pimienta
  • Sal
     Cocemos el brócoli en el horno. yo lo tuve unos 20 minutos a 180ºC, pero claro, todo depende del tamaño, que sí importa, del horno, etc.
     Cocemos el mijo en el caldo vegeta. yo no tenía y lo coí en agua, en la misma proporción, y durtante unos 20 minutos, y ésto me llamó la atención, porque en el paquete del mijo ponía 40 minutos, pero a los 20 ya estaba cocido y el caldo, casi consumido, así que lo retiré del fuego. lo reservamos.
     En el vaso de la batidora ponemos la remolacha, el brócoli, las nueces, el perejil, la avena, el pimentón y la pimienta. O bien con la Minipimer, ya que. como no hay liñquido, cuesta de triturar. A mí se me quedaron trozos grandes, que, aunque no me importó, no es lo que pretendemos.
      A esta pasta, le añadimos el mijo, que ya estará frío, lo mezclamos todo bien, formamos las tortitas, probamos por si fuese necesario añadir sal,  y las ponemos en la bandeja del horno, sobre papel. 15 minutos, al horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, aunque los últimos 5 minutos, yo les puse calor ventilado, para que se dorasen un poco.
     Lo dicho, a mí me han gustado mucho.

Alcachofas con almejas

     Es curioso que en la oto de esta receta no figuren las almejas, pero la primera vez que lo hice no me dio tiempo a hacer la foto, así que la repetí con lo que tenía por casa, y también estaba delicioso, y no quería dejar de apuntar esta receta, porque es bien fácily ápida de hacer,además de lo rica que está. Y que copié de aquí.

Ingredientes
  • 8 alcachofas
  • 600 gr de almejas, o de un variado de almejas, mejillones,langostinos, calamares,....
  • 2 cucharadas de harina
  • 50 ml de vino blanco
  • 2 ajos
  • AOVE
  • 400 ml de agua
  • Sal
  • Perejil picado
     Ponemos las almejas  en remojo en agua con bastante sal durante unas 3 horas, moviéndolas de vez en cuando, para que se abran y suelten la arena y posibles impurezas que puedan tener. Pasado este tiempo, las lavamos, escurrimos y abrimos al vapor, o bien con un dedo de agua en la olla, hasta que se abran, 2-3 minutos. Reservamos las almejas, o mejillones, y colamos el caldo, al que añadiremos agua hasta completar los 400 ml.
     Pelamos las alcachofas y las partimos en octavos. Podemos ponerlas, conforme las vamos partiendo, en remojo en agua con zumo de limón o perejil, si no queremos que se oxiden. A mí ésto me da un poco igual para esta receta.
      En una sartén tipo wok ponemos 4 cucharadas de aceite y freímos el ajo bien picado, hasta que comience a dorarse, momento en que añadimos las alcachosfas, escurridas y secas, y cocinamos durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos la harina, dejamos que se dore unos minutos, y echamos el vino. Esperamos unos minutos para que el alchohol se evapore, y echamos  el caldo que soltaron las almejas o mejillones., dejando cocinar durante 10 minutos.
     Si lleva, como en mi caso, otros ingredientes, tipo calamares o langostinos, podemos dorarlos antes del ajo, e incorporarlos en este momento los calamares, y cuando falten 2 o 3 minutos, los langostinos.
     Pasado este tiempo, añadimos las almejas o calamares, durante unos segundos para que se atemperen, espolvoreamos con perejil picado, y servimos.
     Realmente muy rico, fácil y rápido.

Fabada

     Nunca me gustaron las alubias cocidas como las hacía mi madre, y encima eran una de las comidas favoritas de mi madre. Así que, para mí, fue todo un descubrimiento la fabada, cuya receta saqué de un libro de cocina hace tropecientos años, y que es la que sigo haciendo. Y que me encanta. no está tan buena como la que hace mi amigo Juan Carlos en Llanes, y nos comimos juntos, pero es bastante digna. Aunque igual tengo que subir más veces a Llanes, para aprender mejor....

Ingredientes
  • 500 gr de alubias
  • 1 morcilla asturiana
  • 1 chorizo asturiano
  • 1 trozo de tocino entreverado ahumado
  • Una punta de jamón en trozos
  • Sal 
  • Azafrán
     La noche anterior, ponemos las alubias en remojo. También el jamón.
     Las escurrimos y las ponemos en una cacerola, cubiertas de agua fría. Cuando rompa el hervor, añadimos medio vaso de agua fría para "asustarlas", y realizamos tres veces ésta operación. Cuando vuelva a hervir, añadimos el jamón y el tocino, y dejamos cocer a fuego lento dos horas y media. Pasado este tiempo, añadimos el chorizo y la morcilla, y dejamos cocer una hora más. probamos de sal, y unos minuots antes de cocer, diluímos unas hebras de azafrán en un poco de caldo caliente, y lo añadimos al guiso.
     Yo lo hago en una cocotte, a fuego muy lento, y tapado, de manera que el agua que se evapora, vuelve a caer al guiso. De todas formas, hay que vigilar que no se queden sin agua, en cuyo caso añadiríamos sin problema, un poco más de agua fría.
     En Mercadona compro el "Compango", que está formado por el tocino, el chorizo y la morcilla asturiana.
     Me encanta la fabada. Y me acuerdo de las "habichuelas estofadas" que tanto le gustaban a mi padre.

Sopa cordial

     Receta sacada del libro "¡Por fin solos!, cocina para unao", de Renadine, de Ediciones B, grupo Zeta, que tenía mi hermana por casa.

Ingredientes
  • Una nuez de mantequilla
  • 2 cucharadas rasas de harina
  • 1 vaso y dos dedos de leche
  • 1 huevo
  • 1 rebanada de pan
  • El zumo de medio limón
  • Sal
  • Parmesano (opcional)

     En una cacerola se pone a fundir la mantequilla, se añade la harina, se tuesta un minuto a fuego lento, y luego se incorpora la leche, y se deja cocer durante un cuarto de hora, removiendo de vez en cuando, y cuidando de que no se pegue.
     Se pone a tostar el pan
     Se bate el huevo con el zumo de limón, se añade a la olla, se sala, se condimenta con el parmesano si se quiere, se parte la rodaja de pan y se saborea.
     Como dice el libro, " es una receta delicada, nutritiva y reconfortante para cuando estás cansado, con frío y en casa no tienes casi nada".

Sakuskiyas

     Hace ya tiempo que hice esta receta, sacada de Webos fritos. Después, buscando la receta, que no he encontrado, de las "coronas de Santa Orosia", he leído que son muy parecidas a estas Sakuskiyas, así como las crullers franceses, y las rosquillas de San Froilán. No sé donde leí lo de las coronas, la verdad, pero me hizo mucha ilusión, pues en un viaje que hicimos allá por el 2001 por Huesca, tuvimos ocasión de comer éstos dulces, que compramos en Jaca, y que nos cautivaron. Y sí, lo recuerdo muy parecido al de éstas saluskiyas. Lo dicho, la receta es del blog de Susana.
Ingredientes
  • 250 gr de harina
  • 250 ml de leche entera
  • 250 ml de agua 
  • 50 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 yema
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
Glasa
  • 1 clara de huevo grande
  • Unas gotas de zumo le limón
  • 1 cucharada sopera de ron oscuro
  • 175 gr de azúcar glas
     En un cazo poner a hervir el agua, la leche, el azúcar, la sal y la mantequilla. Cuando hierva a borbotones echar de golpe la harina tamizada. Bajar el fuego y mover con una cuchara de madera hasta que se forme una bola que se separe de las paredes del cazo.
     Apartar del fuego y seguir dando vueltas sin parar, para deshacer los grumos que se hayan formado. Dejar que se enfríe completamente.
     Mientras, cortamos unos cuadrados de 8 x 8 cm de lado de papel de horno, y los engrasamos. Cuando formemos las pastas, lo haremos sobre dichos papeles, y con ellos los llevaremos a la sartén;  de esta manera no los manipularemos, y el dibujo quedará intacto.
     Cuando la masa esté fría añadir los huevos y la yema, de uno en uno, sin echar el siguiente hasta que el anterior  esté completamente incorporado. Cuesta un poco. Una vez mezclados, incorporamos la levadura.
     En un cazo no muy grande echamos aceite, en cantidad suficiente como para que las pastas puedan flotar. Lo calentamos, sin pasarnos, para que no se arrebaten y se cocinen por dentro.
     Ponemos la masa en una manga pastelera con boquilla rizada pequeña, y vamos formando círculos, (o coronas, jajaja) pequeños, tienen que ser de bocado, encima de los papeles aceitados. Y de los papeles, y por tandas de 6 a 8, las deslizamos al aceite caliente. Se fríen pronto. Las sacamos a un colador grande, y de ahí a papel de cocina, para que suelten la grasa.
     Mientras, prepararemos la glasa: ponemos todos los ingredientes de la misma en un bol y mezclamos con una cuchara de madera. Con la mano, vamos metiendo las pastas en ella, las sacudimos, y las dejamos secar sobre una rejilla.
     Según Susana, se conservan estupendamente hasta dos horas, en que empiezan a perder el punto crujiente de la glasa. Yo, cuando las hice, como repartí, no llegaron a durar tanto. Pero bueno, aún así, deben seguir estando de vicio.

    

Crema especiada de lentejas.

     Me encantan las lentejas, pero siempre las como de igual manera. Hasta que ví esta crema, y me picó el gusanillo. A mis hijos no les fue mucho. A mí me gustaron, y tengo que repetir, aunque dejándolas más líquidas.

Ingredientes
  • 250 gr de lentejas rojas
  • 200 gr de tomate rallado
  • 100 gr de leche de coco
  • 400 ml de caldo de verduras o agua
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 ajo
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (o  cacahuete, o mantequilla).
  • Pimienta negra en grano al gusto
  • Sal
     Ponemos en remojo las lentejas, las escurrimos y la reservamos.
     Picamos la cebolla y la sofreímos en el aceite. Salamos.
     En el mortero, majamos la sal con los cominos, la pimienta y el ajo. Hacemos una especie de pasta, lo añadimos a la cebolla y rehogamos un poco.
     Añadimos la cúrcuma y la canela, removemos y añadimos el tomate. Lo dejamos freír unos 10 minutos y añadimos la leche de coco, las lentejas muy bien escurridas, y el caldo o agua, más o menos hasta que las cubra. Las dejamos cocer unos 20 min. La trituramos, salpimentamos, y ajustamos de espesor, añadiendo caldo o dejándola cocer un poco más.
     Servimos espolvoreada de semillas de sésamo y unas gotas de aceite de oliva.

Foie

     Poco antes de las navidades, encontré unos trozos de foie de la marca Martiko en los expositores de Mercadona, y me decidí a probar a hacer el foie, que tanto me gusta.  Me guié por Susana. Al final, con tal de no romper demasiado los trozos, no quité del todo bien las venas pequeñas. Creo que tendré que probar con trozos más grandes. pero el resultado me gustó.

Ingredientes
  • 250 gr de foie de pato
  • 4 gr de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1/4 de cuharadita de mezcla de canela, clavo y nues moscada
  • 25 ml de brandy
  • 25 ml de Oporto
  • 25 ml de Moscatel
     Denervamos el foie, que ha de estar a temperatura ambiente. Lo acomodamos en un molde tipo cake, lo sazonamos con la mezcla de especias, lo regamos con los vinos, y lo dejamos marinar en la nevera durante toda la noche.
     Al dia siguiente precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, y lo horneamos 15 minutos con la marinada. Escurrimos el líquido y la grasa.
     Ponemos los trozos en 1 o 2 moldes de terrina, según la cantidad que tengamos. Ponemos un trozo de papel de horno del tamaño de la terrina, encima una lata de conserva de un diámetro ligeramente inferior, de forma que encaje como un pistón, y encima un brick de leche. Lo mantenemos así durante 24 horas, en un lugar fresco y seco, y durante ese tiempo va soltando grasa.
     Limpiamos la grasa, tapamos la terrina con un plástico transparente, y la dejamos reposar en la nevea de 24 a 36 horas antes de consumirla.
     Delicioso.
  

Carrilleras en salsa

     Las vi, recordé que rondaban mucho por muchos blogs de cocina, las compré, las guisé y las congelé. El día de Nochebuena, solo tuve que sacarlas del congelador por la mañana, y calentarlas suavemente a la hora de cenar, ya que sabía que la tarde sería movida. Y cenamos tan ricamente. Y nos sobró cena para el día siguiente.

Ingredientes
  • 8 carrilleras
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Puerro
  • Cebolla
  • Patata
  • Zanahoria
     Yo lo hice a fuego lento, en la cocotte. Enharinamos y freímos ligeramente las carrilleras. Las reservamos. En ese aceite doramos las verduras cortadas en trozos. Añadimos las carrilleras, agua, sal y pimienta, y las dejamos cocer tapadas a fuego muy lento, hasta que estén tiernas. Las mías estuvieron cerca de una hora.
     Cuando están tiernas, retiramos de la olla, y pasamos toda las verduras por la batidora, obteniendo una salsa deliciosa, que ajustaremos de espesor con más o menos agua. Probamos de sal, y ya está lista. Para comer, para congelar, para.....
     Yo serví las carrilleras con su salsa, acompañados de semmelknödel, que son unas bolas de pan alemanas que me gustan mucho, y que tengo pendiente de confeccionar, porque las que suelo gastar las encuentro precocinadas en Lidl.
     Y, con esta receta de fiesta que le gustó mucho, felicito a mi hijo Rodrigo, que celebra hoy su santo, al que quiero muchísimo, y del que estoy muy orgullosa. Te quiero, cariñito.

Jalea de membrillo

     Esta receta es de una amiga de mi hermana Amparo, que utiliza los restos de hacer dulce de membrillo aquí, y que está deliciosa. La receta reza de la siguiente manera: "Las jaleas son conservas que no deben ser muy azucaradas con el fin de que no resulten empalagosas, y deben ser transparentes".

Ingredientes
  • Pieles y huesos de membrillo
  • Pieles y huesos de manzana
  • 750 gr de azúcar por litro de agua (900 en otra receta)
     Las pieles y huesos, bien limpios, se ponen a cocer en agua. Cuando estén bien cocidos, ese agua se filtra, y por cada litro, se añade el azúcar correspondiente. Se pone a hervir, y se va espumando . Debe hervir aproximadamente 45 minutos antes de hacer espuma. Cuando se ha espumado, se deja hirviendo 5-10 minutos más.
     Se vuelca, caliente, en tarros bien limpios, que se llenan hasta arriba, se tapan, y se les da la vuelta, para que se haga el vacío. Y a disfrutar, con un queso, sobre unas tostadas con mantequilla,...
     Y esta receta, de lo que se puede hacer con cosas que se descartan, pero que saben resurgir de sus cenizas, igual que el ave fénix, quiero publicarla a la hora en que yo nací, hoy hace 50 años. Deliciosa la jalea. Igual que yo.

    

Tajine de garbanzos

     Esta receta marroquí ha levantado en mi casa pasión y odio. La encontré en el blog Sabores de Viena, y a mí me ha encantado, pero a mi hijo no le ha gustado. Reconozco que es para un paladar adulto, pero la mezcla de especias me ha parecido fabulosa. He hecho alguna mínima variación y no he pelado los garbanzos, y me ha resultado deliciosa y original.

Ingredientes
  • 500 gr de garbanzos secos
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • Aceite de oliva VE
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/4 cucharadita de jengibre molido
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de canela molida 1 cucharadita de cilantro en grano
  • 4 o 5 tomates
  • Sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Perejil picado para espolvorear.
     Ponemos los garbanzos en remojo 12 horas antes, los cocemos, echándolos en agua hirviendo, en mi caso en la olla exprés 12 minutos, nivel 2, los escurrimos y reservamos.
     En una sartén amplia con aceite de oliva, salteamos la cebolla picada, salamos,  y cuando transparente, añadimos el ajo picado y las especias. Mezclamos bien y cocinamos 2 minutos a fuego suave. Entonces añadimos los tomates pelados, picados y sin semillas, y también el azúcar. Tapamos la cazuela y cocemos unos 20 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando. En ese momento añadimos los garbanzos y cocinamos unos 20 minutos más. Rectificamos de sal, y lo servimos espolvoreado con el perejil picado.
     A mí me ha gustado mucho. Es una manera diferente y rica de comer garbanzos.

Mermelada de limón

     Si la vida te da limones: Pide sal y tequila, pero no me gusta el tequila. Haz limonada, pero ahora es invierno y no apetece mucho. Puedes hacer limoncello, que a Guillermo le encanta. Y puedes endulzar cuanto puedas esos limones, haciendo esta deliciosa mermelada.

Ingredientes
  • Limones
  • Azúcar
     He hecho esta mermelada en dos ocasiones, y ésta es la que más me gustó. Lo único que tenemos que hacer es pelar bien los limones, procurando no dejar nada de blanco, pesarlos, partirlos en rodajas y ponerlos en agua durante un día, cambiando el agua de vez en cuando, para que pierdan el amargor.
pasado este tiempo, sacamos las rodajas del agua, las echamos en la Thermomix y añadimos la misma cantidad de azúcar que nos dio el peso de los limones en seco. Normalmente no es necesario poner tanata azúcar, pero para contrarrestar el amargo de los limones yo lo hice así y ha quedado muy rica. Trituramos la fruta 1 minuto, velocidad progresiva 5-10, y programamos la Thermomix 30 min, 100ºC, velocidad 2 , quitando el cubilete y poniendo el cestillo sobre las patitas para que no salpique. O bien, en un cazo, durando media hora, llevándola a ebullición y bajando el fuego, removiendo para que no se pegue, durante 30 minutos también.
     Pasado este tiempo, cogemos botes de cristal bien limpios, los rellenamos con la mermelada hasta el mismo borde, tapamos y ponemos bocabajo durante 24 horas, para que se haga el vacío. Y ya está.

Sesos rebozados

     Otra de mis aficiones gastronómicas no compartidas con mi familia es la casquería. Me encanta creo que toda. Así que por eso, porque no siempre es fácil encontrarla y por su elevado contenido calórico, la cocino muy de tarde en tarde. Pero, de vez en cuando, me toca.

Ingredientes
  • Sesos
  • Harina
  • Huevo batido
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Sal 
  • Aceite para freír
     Es facilísimo de hacer, aunque he acabado comiéndomelos yo sola, cosa que ya sospechaba. Ellos se lo pierden. Cogemos los sesos y los lavamos bien, con cuidado, que son delicados. Los dejamos un rato en remojo en agua con un chorrito de vinagre. Y los cocemos durante 4 o 5 minutos en agua hirviendo con sal. Los sacamos, les retiramos la telilla que los envuelve, los secamos y cortamos en rodajas. Los pasamos por harina y a continuación por el huevo batido con sal y la levadura. Y de ahí a la sartén con aceite caliente. Sólo dorarlos, porque el seso ya está cocido. Y a disfrutar. O a protestar, según quien esté detrás del plato. Aunque yo insisto en que coman, que "De lo que se come, se cría".

Huevos escoceses

     A mis hijos, los chicos, no les gustan los hueos duros. Y de esta forma, han disfrutado comiéndolos, en lo que fue uno de nuestros aperitivos en la cena de Nochebuena. Yo no las tenía todas conmigo, pero de vez en cuando, hay que probar cosas nuevas. Pues les encantaron, cosa que me alegró mucho. Hoy , ya que le gustó tanto, quiero felicitar a Guillermo en su 21 cumpleaños con esta receta.
     Los auténticos huevos escoceses son de gallina, pero como lo mío pretendía ser un aperitivo, los hice con huevos de codorniz, como le ví a Juani.
     Lo bueno de este plato es que se puede dejar preparado con antelación, para freírlo en el último momento. E incluso fríos estaban muy buenos. Como no te manchas nada, son ideales para llevártelos de picnic.

Ingredientes
  • 12 huevos de codorniz
  • 500 gr de carne picada de cerdo y ternera
  • Perejil picado
  • 2 cucharadas de Ketchup
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de pan rallado 
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina
  • Huevo batido
  • Pan rallado
     Cocemos, enfriamos y pelamos los huevos de codorniz.
      Mezclamos la carne picada conel perejil, ketchup, jengibre, mostaza, pan rallado, sal y pimienta. Amasamos bien y dividimos la masa en 12 trozos. Cada uno de ellos lo redondeamos y con las manos lo vamos aplastando, de manera que envuelva 1 huevo de codorniz. Cuando están bien envueltos, pasamos cada bolita por harina, huevo batidoy pan rallado, y reservamos hasta el momento de freírlas. Hay que freírlas vigilando que se fría la carne, de todas formas es una capa superficial, porque en el interior está el huevo y ya está cocido. Que aproveche. Y muchísimas felicidades, cariño mío.

Andrajos

     Otra comida típica del pueblo de mis padres, y por lo que he visto, también de la parte de la Sierra de Cazorla.Se llama así porque la pasta se asemeja a jirones de ropa. Un andrajo es, por definición "Ropa o trozo de tela roto, sucio y muy gastado". A eso, en el fondo, quedan reducidas muchas cosas. Cosas que en su día lucieron esplendorosas. Pero todo tiene un principio y un final.
     Es una comida que siempre me gustó. Pero a mi familia no demasiado, por lo que aprovecho cuando está mi madre, y al menos, ya somos dos.

Ingredientes
  • Alubias blancas cocidas
  • Bacalao desalado
  • Patata a daditos
  • Ajos
  • Tomate rallado
  • Pimentón dulce
  • Hierbabuena seca
Pasta
  • 1 taza de café de agua
  • Harina
  • Sal
     Amasamos la pasta, mezclando bien y formando, sobre el mármol enharinado, dos tortas muy finas.
     Sofreír el bacalao, ajos picados, patata y tomate. Al terminar añadir el pimentón fuera del fuego, dar una vuelta, añadir agua y las alubias y dejar cocer. Cuando lleve unos 5 minutos, añadimos las tortas, y dejamos que vayan cuajando, mientras las partimos con la espumadera, dándole el aspecto de los andrajos.  Dejamos cocer todo junto unos 10 minutos (tener en cuenta que la patata debe cocerse), y probar de sal. No deben quedar excesivamente secos.
     Cuando todo está cocido, se añade la hierbabuena molida, se da una vuelta, y se sirve.

Arroz con pollo

     Este blog nació con dos propósitos. Uno era el de manejarme mejor con el ordenador, aprender a subir fotos, etc. Y el segundo, y más importante, tener un recopilatorio de recetas que mis hijos pudieran consultar cuando quisieran o necesitaran. Además me ha servido para no tener que escribir las recetas cuando me las piden, les mando la entrada del blog y listo. Porque a mí, igual que me gusta pedir recetas, no me importa en absoluto compartirlas. Al fin y al cabo, son de todos, salvo alguna invención particular.
     El propósito importante se ha cumplido. Mi hija, de vez en cuando, tira del blog para comer lo que le gusta. Y hace poco me dijo que faltaba esta receta. Porque hay cosas que, por cotidianas, no están puestas, y son precisamente las que deberían estar en primer lugar. Así que, para Inés, su arroz con pollo.
     Las cantidades son a ojo, porque yo normalmente hago de más y congelo para preparar tuppers para mis estudiantes, y para tener arreglo para otra ocasión. Estas son, aproximadamente, las cantidades de la última vez que lo hice, así que se pueden dividir por 4 tranquilamente.
     Compré un pollo entero. En la carnicería me separaron el espinazo, que congelé para hacer caldo en otra ocasión, me filetearon las pechugas, que corrieron la misma suerte, y me trocearon los muslos y contramuslos, que empleé para esta receta.
     El arroz puede hacerse sólo con pollo, con pollo y conejo, con pollo y costillas de cerdo, con las tres carnes,...eso va a gustos y disponibilidad. El procedemiento es el mismo.
     La verdura, yo suelo utilizar 1 o 2 bolsas de verdura congelada para paella. Las bolsas son de 450 gr. Puede utilizarse también, por supuesto, la verdura fresca, en cuyo caso utilizaremos judías verdes anchas, alubias blancas y garrofón. En este caso, los tiempos de cocción aumentan, pues las verduras han de cocerse bien.

Ingredientes
  • Medio pollo a trocitos
  • 1/4 de conejo a trocitos, o bien 1/2 kilo de costillas de cerdo. O nada, solo pollo.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 bolsas de verdura para paella
  • 1 ajo triturado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 vaso de tomate triturado
  • Sal 
  • Colorante (opcional)
  • Arroz (un puñadito y medio, más o menos, por persona)
     Lavamos el pollo y quemamos los posibles restos de plumas que pueda tener. Lo secamos. Igualmnte con el resto de carne que hayamos decidido utilizar.
     En una cacerola  ponemos el aceite y sofreímos la carne. Salamos. Cuando esté doradita, echamos el ajo picado, damos unas vueltas sin que se queme, y añadimos el tomate triturado. Dejamos freír, apartamos la olla del fuego y ponemos el pimentón, dando unas vueltas y echando enseguida el agua, volvemos a poner al fuego. Esto se hace así para que el pimentón no se queme y amargue.
     Cuando el agua hierva, añadimos las verduras. Debe haber bastante cantidad de agua, para que se cueza el pollo y para que después podamos cocer elarroz.
     Dejamos cocer el conjunto alrededor de unos 20 minutos. Entonces añadimos el colorante, si queremos, porque no es necesario, y probamos de sal. El caldo debe estar ligeramente salado, porque el arroz, al cocerse, absorbe bastante el sabor de la sal.
     Si hemos hecho comida de más, apartamos en otra cacerola lo que vamos a utilizar en este momento. Ponemos unos cucharones con carne y verduras, y al menos 2 cucharones de caldo por persona. Calentamos, y cuando hierva, añadimos el arroz, y dejamos cocer de 12 a 15 minutos a fuego medio alto, comprobando el punto de cocción del arroz. A mí, particularmente, me gusta que el arroz esté un pelín entero, no puedo con el arroz pasado. Pero eso va en gustos.
     Cuando el arroz está cocido, servimos en platos. Si se ha quedado seco, añadimos un poco del caldo que nos quedó en la olla grande. Si nos hemos pasado haciendo arroz, le quitamos todo el caldo que quede en la olla al arroz sobrante, con el fin de que no siga cociendo y se pase. Esto sirve también si algún comensal se retrasa. Le dejamos servido en el plato el arroz seco, y cuando venga le añadimos el caldo.
     Y servimos. Hay que tener en cuenta que el caldo está hirviendo, y que el arroz continúa "cociéndose" en él durante un tiempo.
     Y, si va a comer Inés en especial, llevamos a la mesa un trozo de limón, para que se lo escurra encima.
     Buen provecho y feliz dia de tu santo, princesa.




Turrón de Camembert

     Un trampantojo es "Una ilusión óptica o trampa con que se engaña a una persona, haciéndole creer que ve algo diferente a lo que en realidad ve". Y un trampantojo es esta receta. Me encantó cuando se la vi a Alicia y la he hecho un par de veces en estas fiestas, para compartir, pues a mis hijos no les va mucho.
     Quiero dedicar esta receta a mi familia política. Muchas de las recetas de este blog provienen de ellos, pues mi suegra era una gran cocinera y mis cuñadas también lo son. Siempre he mencionado a las autoras de mis recetas, tanto si las he sacado de otros blogs, como si eran familiares. Me ha servido para hacerles un pequeño homenaje, con las recetas de las que tanto hemos disfrutado. Y así, le doy la receta a mi cuñada Marisa, que me la pidió nada más verme.
     Al fin y al cabo, también podría considerarse un trampantojo que comas el día de Navidad con tus hijos y tu familia política, que legalmente ya no lo es, y que te encuentres, aunque triste, tan cómoda y acogida como te has sentido siempre. y que recibas las mismas postales navideñas de siempre, incluso alguna más. Porque los papeles no cambian los sentimientos. Así que, una vez más, un humilde reconocimiento a estas grandes personas a las que quiero, que son maravillosas, que te dedican su libro con el encabezamiento "A mi querida tía Pili", como siempre; que te abren su casa como siempre; y que te quieren como siempre. Saben que todo ello es mutuo. Os quiero.


Ingredientes
  • 50 gr de nata
  • 1 queso Camembert de 250 gr
  • 60 gr de queso Philadelphia
  • 30 gr de almendras con piel
  • 30 gr de piñones
  • 30 gr de nueces 
  • 30 gr de pistachos
     Forramos con papel vegetal un molde del tamaño de una pastilla de turrón.
     En una sartén, tostamos las almendras y los piñones. Ojo, porque se queman con facilidad si  no estamos atentos.
     Ponemos en el vaso de la Thermomix la nata y el queso, corteza incluída y patido en troos. Programamos 7 min/ 90ºC/ vel 1. Si no tenemos Thermomix, pues los ponemos en un cazo, a fuego medio para que no hierva la nata, y lo vamos removiendo hasta que se integre.
     Añadimos el queso Philadelphia y mezclamos 30 seg/ vel 5. O lo trituramos con la batidora.
     Bajamos los ingredientes de las paredes del vaso, añadimos los frutos secos y programamos 20 seg/ giro a la izquierda/ vel 2. O lo mezclamos bien con una espátula.
     Vertemos la mezcla en el molde preparado, lo alisamos bien, tapamos el molde, y lo metemos en la nevera durante un mínimo de 2 horas.
     Lo desmoldamos sobre una tabla, lo cortamos en porciones, y lo servimos a temperatura ambiente, acompañado de tostadas o de unaos brotes tiernos.
     Esta receta es estupenda, porque se prepara en un momento y sin esfuerzo, es deliciosa y muy vistosa, y se puede dejar preparada con antelación.
     Yo utilicé un molde de turrón, y lo forré con papel vegetal. Pero la segunda vez que lo hice, puse una segunda capa de papel en la base del molde, con el fin de que esa cara quedase más lisa a la hora de desmoldarlo.
     Y ésta es mi primera receta del 2017. Con mis mejores deseos de felicidad. Y con mi cariño para todos vosotros. Por muchos años más.