All-i-pebre

     Este es un guiso típico de El Palmar, pueblo de Valencia a orillas de La Albufera, donde se pescan las anguilas. Es un guiso delicioso, a pesar del "repelús" que a mucha gente le dan estos peces. Realmente es espectacular, pues se venden vivas, te las trocea el pescadero, y cuando llegas a casa, los trozos se siguen moviendo.
     

Ingredientes

  • 1 1/2 kg de anguilas
  • 250 gr de aceite
  • 1 cabeza de ajos
  • Un puñadito de piñones 
  • Un rebanada de pan
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Guindilla
  • Sal
  • Laurel
  • Perejil
  • Patatas

     En el aceite bien caliente se fríe el pan y se reserva. A continuación se sofríen los ajos, sin pelar y con un corte en el medio; después las patatas, peladas y chascadas.Les damos unas vueltas y se echa el pimentón, se mueve bien, y enseguida se añade 1/2 l de agua. 1 hoja de laurel, sal y guindilla al gusto. Cuando hierva 8 ó 10 minutos se ponen las anguilas, limpias y troceadas.
    En el mortero se pican 4 ajos crudos, sal, los piñones y el perejil, formando una pasta, se añade el pan frito y se machaca hasta conseguir una crema dura, que se aclara con unas cucharadas del caldo. Se esparce por encima del guiso y se deja al fuego hasta que las anguilas estén cocidas.  El caldo debe quedar reducido a una pura salsa trabada.
   

Guisado de trigo de Hellín

     A mi padre le había oído hablar a veces del guisado de trigo, pero nunca lo había probado. y cuando encontré una reseña a este guiso en un periódico, quise probarla. No había una receta como tal, y yo la he hecho un poco a mi manera. En casa ha gustado, pero sin entusiasmar. Prefieren la olleta con habichuelas y pencas de por aquí.


Ingredientes
  • Garbanzos
  • Trigo
  • 1 pata de cerdo
  • 1 hueso de espinazo
  • Dos  trozos de osobuco de cerdo
  • 1 cebolla
  • Tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Pimentón
  • Sal
     Hay que poner el día anterior los garbanzos y el trigo en remojo.
     Lavamos los huesos y los blanqueamos unos minutos en agua hirviendo, los lavamos y los ponemos en una olla grande, cubrimos de agua y la ponemos al fuego. cuando hierva el agua echamos los garbanzos escurridos y enjuagados, y cuando vuelva a hervir, añadimos el trigo escurrido y enjuagado. Dejamos cocer hasta que los garbanzos están tiernos.
     Aparte hacemos un sofrito con el aceite y la cebolla muy picada. Cuando esté transparente, añadimos el tomate triturado, y una vez que esté frito, añadimos una cucharada de pimentón, removemos rápidamente fuera del fuego, y reservamos hasta que el guiso esté acabado, momento en que lo añadiremos a la olla, dejándolo hervir unos minutos más.
     En la reseña del periódico hacía referencia a la pobreza de éste guiso, en cuanto a ingredientes. lo del osobuco y el hueso de espinazo lo he añadido yo. Platos que se hacen solos al amor de la lumbre, con cuatro ingredientes básicos, para alimentar a la familia en tiempos duros. La reseña dice que " por valer poco el trigo, se come mucho". También dice que se le pone hierbabuena al servirlo, cosa que yo no he hecho.
     Una de las ventajas de éste guiso es que el trigo no se pasa. Lo podemos cocer el día anterior, y eso se agradece cuando trabajas fuera de casa.

Casita de jengibre

     En realidad, esta casita tiene trampa, porque no la he horneado yo. Paseando por Ikea, vimos el kit, y me hizo mucha gracia.

Ingredientes
Casita de galletas
250 gr de azúcar glas
1 clara de huevo
5 ml de zumo de limón
     La galleta está riquísima. Me recuerda al sabor del bizcocho de miel que hice hace unos años. Pero el publicar la receta es sobre todo por la glasa, cuya receta venía en la caja del kit. Yo siempre que he hecho glasa, he tamizado el azúcar glas, y es algo que me molesta, porque no se tamiza bien, y tardo más en hacer ésto que casi en todo el proceso. Y ésta receta consistía únicamente en mezclar y batir los ingredientes. Y me ha quedado una glasa preciosa, que ha unido casi enseguida las partes de la casita, y que no tenía grumos. Así que creo que me voy a pasar a esta versión.
     El fallo que tuve fue, siguiendo las instrucciones del paquete, unir las partes antes de decorarlas, y la próxima vez lo haré al revés, primero las decoraré, que sobre plano es más fácil y no se resbalará la glasa, y después las pegaré. Además, no me atreví a ponerle los lacasitos de colores por miedo a que se resbalaran y ensuciaran más la casa. Estos son los deberes para el próximo año.
      Feliz Noche de Reyes a todas las personas de buena voluntad, y a aquellos que sigan encontrando dentro de sí a aquel niño que fueron.

Bolso de fiesta

     Este bolso está hecho con un retal de mi traje de fallera. Le planché una entretela consistente, le puse un forro, al que cosí un bolsillo, y se puse un cierre de imán que conseguí en un bazar chino.


     Yo pensaba que me iba a costar mucho coserlo, en especial la zona que forma el bolso propiamente dicho, pero no fue así. Le puse a mi máquina de coser la aguja más gruesa que tenía, y lo hice con facilidad.
     Y con éste bolso, que a mí me parece tan bonito, quiero desear a todo el mundo que pase por aquí adrede o por casualidad, un muy feliz año 2016. Mis mejores deseos para todos.