Salchichas de tofu

     Querido David: cocinando esta receta, me has venido a la mente, y he recordado una anécdota que tú seguramente ya conoces, porque te la hemos contado alguna vez, pero me ha parecido bonito escribírtela. Era finales de octubre de 1992, tú tenías 3 años y tu madre estaba embarazada. Tenía que guardar reposo, tu padre tenía que ir a Alemania por trabajo, y ninguna de tus dos abuelas podían ir a ayudarle. Y nosotros estábamos de vacaciones. Queríamos ir a Andorra y pasar unos días con vosotros a la vuelta, pero cambiamos los planes para poder echar una mano, y pasamos esos días a la ida del viaje. Ese viaje merece otra entrada para él solito, algún día le tocará.
     Nos quedamos con vosotros, aún vivíais en la otra casa. Ahí descubrí el juego del Malefitz, donde yo siempre perdía (bueno, en realidad, hasta al parchís, jajaja), yo te bañaba ( la anécdota del baño, si no la recuerdas, ya te la contaré), ayudábamos a tu madre y os hacíamos compañía.
     Un día tu madre tenía revisión con el ginecólgo, y allá que nos fuimos los 4. Y a la vuelta, tu madre quiso invitarnos a comer en un restaurante que había cerca de casa. Y tú empezaste a decir "Ich will eine hamburguer", espero que se escriba así, como unas 30 veces. No parabas de repetirlo. Te dormiste en el coche de camino a Premià, y, cuando te despertaste, tus primeras palabras volvieron a ser "Ich will eine hamburguer", lo cual produjo que nos partiéramos de risa, y que eso haya quedado en el anecdotario familiar. Y, para ser sincera, no recuerdo si al final pudiste comerla.
     Hoy, haciendo pruebas para tu primo pequeño, que es vegetariano como tú, me he acordado con muchísima nostalgia de esa anécdota. Así que ahí la tienes, porque están muy ricas, y para que sepas que tu tía quiere desearte en tu 28 cumpleaños toda la felicidad del mundo, y que cumplas muchos más. Me imagino que también podrán hacerse en formato "hamburguer". Mil besos.
     La receta es del libro "Dietas especiales con Thermomix", volumen 2.

Ingredientes
  • 50 gr de avellanas tostadas
  • 250 gr de tofu
  • 50 gr de aceite de oliva
  • 120 gr de pimiento rojo en trozos
  • 100 gr de champiñón en trozos
  • 50 gr de copos de avena
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 gr de pan rallado
  • 40 gr de semillas de lino
     En el vaso de la Thermomix ponemos las avellanas y las troceamos 10 seg/ vel 5, sim importar que queden trozos más grandes.
     Incorporamos el resto de los ingredientes y programamos 1 minuto, velocidad 4.
     Ponemos la preparación en una manga pastelera desechable. Cortamos la punta según el grososr desado y formamos las salchichas. las envolvemos en papel film transparente, cerrando bien los extremos.
     Colocamos las salchichas en la bandeja del recipiente Varoma, tapamos, ponemos 500 gr de agua en el vaso, colocamos el Varoma en su posicioón y programamos 30 minutos/Varoma/velocidad 1.
     Dejamos enfriar las salchichas durante 2 horas y las guardamos en la nevera hasta el momento de consumirlas.
     Yo he aprovechado para hacer una crema de verduras, en lugar de poner agua sola en el recipiente.
     Tu padre volvió de su viaje y te trajo el vídea de la película "Cenicienta", en alemán, claro, yo no entendía ni papa, pero me encantaba ver los dibujos. Te diré que esa fue la película favorita de Inés cuando era muy pequeña, había que cantarle la canción de los ratoncitos, y ella decía "Quere Sisenta". Esa canción formó parte de un recopilatorio que hice para regalar hace un tiempo.
     Pues, para aquel niño que quería desesperadamente una hamburguesa, un regalo vegetariano en forma de receta. Y que seas muy feliz, hoy y siempre.

Crema de maíz

     Una crema fácil y rápida, además de rica. Y con ingredientes de andar por casa.

Ingredientes
  • 1 lata de maíz (300 gr)
  • 30 gr de mantequilla
  • 800 gr de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • Cebollino picado
     Ponemos en el vaso de la Thermomix el maíz con su jugo y la mantequilla. Programamos 1 minuto, velocidad progresiva 5-10.
     Añadimos la leche y la sal, programando 30 segundos, velocidad 7.
     Programamos 10 minutos, 90ºC, velocidad 3.
     Y ya está. Para que resulte más fina, la colamos antes de servir. Y entonces, espolvoreamos el cebollino picado.
     Y, con la leche, la podemos enriquecer a nuestro gusto, según usemos desnatada, evaporada, nata, mezclas....

Tarta de zanahoria

     Inés me decía que le encantaba la tarta de zanahoria del Cofee box de enfrente de su casa, así que intenté hacerle una para celebrar, aunque con retraso, su cumpleaños. Me inspiré aquí, aunque le hice alguna modificación, y el resultado fue, según ella, delicioso. así que ahí la tienes, para que puedas hacerla cuando quieras, con todo mi amor. Eso sí, haz la mitad, porque salió una tarta "hermosa", y según cuantos seamos, excesiva.

Ingredientes
Para el bizcocho
  • 350 gr de zanahoria
  • 250 gr de harina
  • 4 huevos
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 120 gr de azúcar blanquilla
  • 150 ml de aceite de girasol
  • Una cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 2 1/2 cucharaditas de levadura Royal
Para la cobertura
  • 600 gr de queso crema, tipo "Philadelphia"
  • 100 gr de azúcar glass
  • Adornos de azúcar o fondant
     Yo hice el molde que tengo, de 26 cm, pero haciendo la mitad, estaría bien un molde de 20 cm. Forramos la base con papel de hornear, y ponemos mantequilla en las paredes, enharinándolas después.
     Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
     Pesamos la zanahoria, la rallamos finamente y la reservamos.
     Con unas varillas o un tenedor, mezclamos la harina, la levadura, la sal y las especias.
     En el bol de la batidora ponemos los huevos y los azúcares, y mezclamos un poco, hasta que el azúcar empiece a disolverse. Añadimos la mezcla de la harina, hasta que se integre. Después añadimos la zanahoria, y cuando esté bien mezclado y sin dejar de batir, el aceite, en un chorrito fino. Cuando esté bien mezclado, ponemos en el molde.
     Metemos en el horno, a media altura, sobre la rejilla, durante 45 minutos, aproximadamente. Cuando esté cocido, lo sacamos del horno, esperamos unos minutos, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. María aconseja en su blog que, una vez frió, lo metamos en una bolsa y lo dejameos coger cuerpo hasta el día siguiente, porque son unos bizcochos bastante tiernos y se manejan mejor. Entonces lo partimos por la mitad con una lira o cuchillo de sierra. Ella lo hace con 2 bizcochos y en 4 capas, pero yo lo hice sólo con uno, y en dos pisos, y tampoco tenñ´ía bases, ni torno, así que mi acabado fue mucho más rústico, pero para un acabado impecable, no hay más que seguir el original.
     Ponemos en la batidora el queso a temperatura ambiente y el azúcar glas. cuando esté bien mezclado, probar, por si lo queremos más dulce. Batir a velocidad alta, hasta que el queso esté suave y esponjoso.
     En el plato de servir, colocamos las primera capa de biazocho, que será la superior del bizcocho, con la parte más plana hacia abajo para que se asiente bien. Ponemos una capa generosa de cobertura, repartimos  bien, y ponemos la otra mitad del bizcocho, que será la que estuvo en contacto con el suelo del molde, con la parte más lisa hacia arriba. Vamos repartiendo la cobertura con una espátula, tanto por la superficie como por los laterales, alisándola lo mejor posible y tapando bien todos los huecos que puedan quear, especialmente en los laterales. O bien lo echamos todo a pegotes, y lo dejamos con aspecto rústico. O bien, haceis lo que podais, como fue mi caso.
     Lo suyo sería decorarlo con zanahorias de fondant, azúcar o mazapán, y en el último moento, para que la humedad de la cobertura no dehaga los adornos. Yo, lo siento, sólo tenía brujas y gatos, y la verdad es que también quedó muy chula.
     Y, a petición de mi hija, cuelgo la receta, ya que le pareció absolutamente espectacular. Ahí la tienes, cariño mío, con un beso de tu madre.
    
     

Seitán en escabeche de cítricos

     Esta receta me la pasó mi sobrino, y la he puesto en práctica para que no sea aburrido comer seitán.

Ingredientes (3-4 personas)
  • 400 gr de seitán
  • 1 pomelo
  • 1 lima
  • 1 naranja
  • 1 limón
  • 1 mandarina
  • 2 puerros
  • Azúcar
  • Tomillo
  • Clavo 
  • Jengibre
  • Aceite
     Hacemos zumo con los cítricos, añadimos las especias, un poco de azúcar y el seitán troceado, y dejamos macerar.
     Con un poco de aceite, pochamos el puerro troceado en una sartén. Añadimos todo lo demás y lo dejamos cocer a fuego suave unos 5 minutos.