Foie

     Poco antes de las navidades, encontré unos trozos de foie de la marca Martiko en los expositores de Mercadona, y me decidí a probar a hacer el foie, que tanto me gusta.  Me guié por Susana. Al final, con tal de no romper demasiado los trozos, no quité del todo bien las venas pequeñas. Creo que tendré que probar con trozos más grandes. pero el resultado me gustó.

Ingredientes
  • 250 gr de foie de pato
  • 4 gr de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1/4 de cuharadita de mezcla de canela, clavo y nues moscada
  • 25 ml de brandy
  • 25 ml de Oporto
  • 25 ml de Moscatel
     Denervamos el foie, que ha de estar a temperatura ambiente. Lo acomodamos en un molde tipo cake, lo sazonamos con la mezcla de especias, lo regamos con los vinos, y lo dejamos marinar en la nevera durante toda la noche.
     Al dia siguiente precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, y lo horneamos 15 minutos con la marinada. Escurrimos el líquido y la grasa.
     Ponemos los trozos en 1 o 2 moldes de terrina, según la cantidad que tengamos. Ponemos un trozo de papel de horno del tamaño de la terrina, encima una lata de conserva de un diámetro ligeramente inferior, de forma que encaje como un pistón, y encima un brick de leche. Lo mantenemos así durante 24 horas, en un lugar fresco y seco, y durante ese tiempo va soltando grasa.
     Limpiamos la grasa, tapamos la terrina con un plástico transparente, y la dejamos reposar en la nevea de 24 a 36 horas antes de consumirla.
     Delicioso.
  

Carrilleras en salsa

     Las vi, recordé que rondaban mucho por muchos blogs de cocina, las compré, las guisé y las congelé. El día de Nochebuena, solo tuve que sacarlas del congelador por la mañana, y calentarlas suavemente a la hora de cenar, ya que sabía que la tarde sería movida. Y cenamos tan ricamente. Y nos sobró cena para el día siguiente.

Ingredientes
  • 8 carrilleras
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Puerro
  • Cebolla
  • Patata
  • Zanahoria
     Yo lo hice a fuego lento, en la cocotte. Enharinamos y freímos ligeramente las carrilleras. Las reservamos. En ese aceite doramos las verduras cortadas en trozos. Añadimos las carrilleras, agua, sal y pimienta, y las dejamos cocer tapadas a fuego muy lento, hasta que estén tiernas. Las mías estuvieron cerca de una hora.
     Cuando están tiernas, retiramos de la olla, y pasamos toda las verduras por la batidora, obteniendo una salsa deliciosa, que ajustaremos de espesor con más o menos agua. Probamos de sal, y ya está lista. Para comer, para congelar, para.....
     Yo serví las carrilleras con su salsa, acompañados de semmelknödel, que son unas bolas de pan alemanas que me gustan mucho, y que tengo pendiente de confeccionar, porque las que suelo gastar las encuentro precocinadas en Lidl.
     Y, con esta receta de fiesta que le gustó mucho, felicito a mi hijo Rodrigo, que celebra hoy su santo, al que quiero muchísimo, y del que estoy muy orgullosa. Te quiero, cariñito.

Jalea de membrillo

     Esta receta es de una amiga de mi hermana Amparo, que utiliza los restos de hacer dulce de membrillo aquí, y que está deliciosa. La receta reza de la siguiente manera: "Las jaleas son conservas que no deben ser muy azucaradas con el fin de que no resulten empalagosas, y deben ser transparentes".

Ingredientes
  • Pieles y huesos de membrillo
  • Pieles y huesos de manzana
  • 750 gr de azúcar por litro de agua (900 en otra receta)
     Las pieles y huesos, bien limpios, se ponen a cocer en agua. Cuando estén bien cocidos, ese agua se filtra, y por cada litro, se añade el azúcar correspondiente. Se pone a hervir, y se va espumando . Debe hervir aproximadamente 45 minutos antes de hacer espuma. Cuando se ha espumado, se deja hirviendo 5-10 minutos más.
     Se vuelca, caliente, en tarros bien limpios, que se llenan hasta arriba, se tapan, y se les da la vuelta, para que se haga el vacío. Y a disfrutar, con un queso, sobre unas tostadas con mantequilla,...
     Y esta receta, de lo que se puede hacer con cosas que se descartan, pero que saben resurgir de sus cenizas, igual que el ave fénix, quiero publicarla a la hora en que yo nací, hoy hace 50 años. Deliciosa la jalea. Igual que yo.

    

Tajine de garbanzos

     Esta receta marroquí ha levantado en mi casa pasión y odio. La encontré en el blog Sabores de Viena, y a mí me ha encantado, pero a mi hijo no le ha gustado. Reconozco que es para un paladar adulto, pero la mezcla de especias me ha parecido fabulosa. He hecho alguna mínima variación y no he pelado los garbanzos, y me ha resultado deliciosa y original.

Ingredientes
  • 500 gr de garbanzos secos
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • Aceite de oliva VE
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/4 cucharadita de jengibre molido
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de canela molida 1 cucharadita de cilantro en grano
  • 4 o 5 tomates
  • Sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Perejil picado para espolvorear.
     Ponemos los garbanzos en remojo 12 horas antes, los cocemos, echándolos en agua hirviendo, en mi caso en la olla exprés 12 minutos, nivel 2, los escurrimos y reservamos.
     En una sartén amplia con aceite de oliva, salteamos la cebolla picada, salamos,  y cuando transparente, añadimos el ajo picado y las especias. Mezclamos bien y cocinamos 2 minutos a fuego suave. Entonces añadimos los tomates pelados, picados y sin semillas, y también el azúcar. Tapamos la cazuela y cocemos unos 20 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando. En ese momento añadimos los garbanzos y cocinamos unos 20 minutos más. Rectificamos de sal, y lo servimos espolvoreado con el perejil picado.
     A mí me ha gustado mucho. Es una manera diferente y rica de comer garbanzos.