Albóndigas de sepia

     Las cosas no han de ser siempre igual, la vida nos sorprende. Y no hay que cerrarse a nuevas posibilidades. Es lo mismo que ocurre en la cocina. Las albóndigas de carne picada son deliciosas, pero no son las únicas, y otras son deliciosas también. Eso pensé al ver esta entrada. Y realmente, son diferentes y deliciosas.

Ingredientes
Albóndigas

  • 600 gr de sepia
  • 1 huevo
  • 2 ajos 
  • 100 gr de pan rallado
  • Perejil picado
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite

Salsa

  • Aceite
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • Perejil
  • Un chorrito de vino blanco
  • Caldo de pescado
  • Sal 
  • Pimienta

     Picamos la sepia, añadimos ajos, perejil, pan, sal, pimienta y huevo, y las amasamos. Vamos formando las albóndigas, las enharinamos, freímos en aceite y reservamos.
     En unas cucharadas de ese aceite, doramos la cebolla picada y el ajo, añadimos el vino, cocemos, ponemos las albóndigas, añadimos el caldo de pescado, y dejamos cocer alrededor de 20 minutos. Probamos de sal y añadimos el perejil picado. Por supuesto, la salsa puede ser la que queramos. Y ya está. unas albóndigas distintas, al menos para mí, y sorprendentes.


Provolone gratinado

     Hace muchos años vi este aperitivo en un blog que no recuerdo, y la hice en casa, y nos gustó mucho a todos. Un día que Guillermo me acompañaba a comprar, vio este queso y me dijo que lo comprara, que lo había comido y estaba muy bueno. No recordaba la vez de casa, así que eso hice, comprarlo, y aquí tienes la "no receta", cariño, que es facilísimo.

Ingredientes

  • Unas cucharadas de tomate frito
  • Queso Provolone
  • Orégano
  • Pan

     Precalentamos el horno en la posición de gratinar.
     En un recipiente apto para el horno, pones el tomate frito en la bas, encima el queso, y espolvoreas el orégano a tu gusto, que es mucho, ¿verdad?.
     Cuando el horno esté caliente, metemos el recipiente y esperamos hasta que se gratine el queso, con cuidado de que no se queme. Con muchísimo cuidado, lo sacamos del horno, y con muchísimo más cuidado, empezamos a comer, que el queso fundido produce unas quemaduras en la boca....

Caldo de verduras

     Aunque normalmente siempre hago caldo de pollo, el vegetariano de la familia me está abriendo muchos horizontes, y descubro cosas que me gustan mucho también. este caldo va muy bien porque es apto para todos, y además, está bien rico. Me he inspirado en la receta de Javi, aunque le he cambiado alguna cosa, y siempre podemos tirar de fondo de cajón de verduras, que es muy socorrido.

Ingredientes

  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 300 gr de champiñones
  • 1 trozo de apio
  • 2 zanahorias
  • La parte verde de un puerro
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 patata pequeña
  • Un puñado de perejil
  • 1 pimiento verde
  • 1 nabo
  • Unos granos de pimienta negra 
  • Sal
  • Agua

     Lavamos y troceamos las verduras. Apartamos el nabo, el apio y el pimiento. Ponemos el aceite a calentar y las rehogamos, sin que se quemen, durante unos 10-15 minutos, añadiendo una cucharadita de sal. Añadimos el agua, las verduras que reservamos, la pimienta y el perejil, y llevamos a ebullición. Entonces bajamos el fuego y lo dejamos cocer unos 45 minutos, destapado.
     Apartamos del fuego, colamos el caldo, retirando todas las verduras, y lo enfriamos para guardarlo en la nevera, o bien congelarlo en raciones.
   

Crema de apio

     Tenía un manojo de apio triste dando vueltas por la nevera y me decidí a usarlo mediante esta receta. Delicioso y bien ligero. Y muy reconfortante, que el frío ya va llegando.

Ingredientes

  • 1 cebolla pequeña
  • 1 patata pequeña
  • 7 o 8 tallos de apio
  • 1 manzana grande
  • 250 ml de leche
  • 500 ml de agua
  • 3 cucharaditas de mantequilla o aceite
  • Sal
  • Pimienta

     En la cacerola ponemos la mantequilla, la cebolla y la patata peladas y finamente troceadas, salamos  y salteamos un par de minutos, hasta que empiecen a tomar color. Yo le puse aceite de oliva. Entonces añadimos los tallos de apio, limpios y cortados en trozos pequeñitos, y rehogamos unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Ahora añadimos la manzana pelada y bien troceada, volvemos a rehogar unos minutos, y añadimos la leche y el agua, dejando cocer tapado y a fuego medio, durante 20 minutos.
     Trituramos con la batidora hasta obtener una crema bien fina, y ajustamos de sal. Dejamos cocer nuevamente 5 minutos a fuego suave, y ya podemos servirla. Muy rica.