Canelones

     Cuando solo eramos dos, las sobras del cocido me daban para mucho, pues yo seguía haciéndolo grande, aunque no tanto, y cundía bastante. Entre ello, para hacer canelones. Esta es la receta que yo utilizaba.

Ingredientes
  • Placas de canelones
  • Carne sobrante del cocido, desmigada
  • Cebolla picada
  • Paté de cerdo
  • Taquitos de jamón
  • Queso rallado
Bechamel
  • 1 cebolla picada
  • 2 cucharadas de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • 1 litro de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez Moscada
     En una sartén con aceite, ablandamos la cebolla picada, añadimos los taquitos dejamón, y al rato agregamos la carne del cocido. Mezclamos todo bien, apartamos del fuego, y cuando está frío, mezclamos con el paté. Reservamos.
     Hidratamos o cocemos los canelones según las instrucciones del fabricante, y extendemos las placas sobre un paño limpio. Vamos rellenándolos con cucharadas de masa, y enrollándolos. Si hacemos mucha cantidad (ya que estamos...), éste es el momento de congelar los que no necesitemos. El resto, los pondremos sobre una bandeja de horno.
     Para confeccionar la lechamel, freímos en la mantequilla la cebolla bien picada, y cuando está blanda, añdimos un par de cuchaadas de harina, la tostamos y añadimos la leche , sin parar de dar vueltas para que no se pegue. Cuando hierva, bajamos el fuego, añadimos sal, pimienta y nuez moscada, y dejamos cocer durante unos minutos más. No hay que hacerla muy espesa. Si se nos ha espesado demasiado, añadimos un poco de leche, sin dejar de dar vueltas, hasta que esté como la queremos.
     Cubrimos los canelones con la bechamel, cubrimos con queso rallado y los metemos en el horno, caliente a unos 180ºC, durante unos 30 minutos. Al final, daremos un golpe de grill hasta que se gratine la superficie. Y a disfrutar.

Ajo pringue

     O ajo de matadero. Comida típica del día de la matanza del cerdo, que conseguía, con pocos elementos, dar de comer a muchas personas, y abastecerlas de la energía suficiente para continuar con la dura tarea de la matanza.

Ingredientes
  • 300 gr de hígado de cerdo
  • 300 gr de panceta
  • 500 gr de pan de varios días antes
  • 1 cucharadita de pimienta molida
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de pimentón picante
  • 1/8 cucharadita de clavo molido
  • Piñones
  • 1 ajo
  • Aceite 
  • Sal
     El pan se compra varios días antes, y se deja secar. Se separa la miga de la corteza, y se muele el pan. las cortezas nos servirám de "cuchara" para comer el ajo.
     El hígado se corta en dados, se sala y se fríe. Lo apartamos.  Igualmente hacemos con la panceta, cortada en tajaditas, hasta que quede crujiente. Podemos freír un poco más de hígado, que, junto con la panceta, se sirve aparte, sin formar parte del guiso.
     En el mortero picamos un ajo con sal, añadimos un poco de agua, añadimos el hígado frito y lo picamos todo junto. Esta es la manera tradicional de hacerlo, que yo lo he picado en la Thermomix, o se puedehacer también con una batidora. no hay que reducirlo a puré, sólo que esté molido.
     En otra sartén echamos parte del aceite usado y freimos en él la miga de pan. cuando esté frita añadimos las especias y los piñones. Bajamos el fuego, mezclamos bien y añadimos el hígado picado y agua caliente, como el triple del volumen de lo que hay en la sartén. Tenemos que dar vueltas sin parar, mezclando bien, para que se cueza todo junto y no se peque. probamos de sal.
     Cuando vemos que el aceite sube a la superficie, estará cocido. Lo servimos en platos, aunque tradicionalmente, se comía directamente de la sartén de patas, donde se había cocinado en la lumbre. Y usamos las cortezas del pan duro, a modo de cuchara. En otra fuente, se sirve el hígado y la panceta reservada. El resto del hígado lo reservaremos para los Envueltos. Esa será otra receta.
     Una delicia para días de invierno y para olvidarse de la dieta, por supuesto. con el hígaod fresco fresquísimo del cerdo recién matado, la panceta del mismo, y el humilde pan que se había preparado unos días antes. Pues eso, que "Del cerdo, me gusta hasta los andares".

Menú Navidad 2015

     A mediados de diciembre, visitamos la feria  de Navidad de Jijona, y compramos, entre otras cosas, un delicioso pan de Cádiz artesanal, que reservamos para la comida de Navidad.



Aperitivos
Plato principal
Postres
  • Piña natural
  • Pan de Cádiz
  • Turrones 
     Y ya, en la recta final hacia las navidades, aprovecho para desear Feliz Navidad a todas las personas de buena voluntad.


Glasa

     Pues otro recordatorio que me pongo de como elaborar la glasa, que va muy bien para dornar pasteles, para no tener que buscarla de receta en receta cuando la necesite. Hay que facilitarse la vida.

Ingredientes
  • 200 gr de azúcar glas tamizado
  • 1 clara de huevo pasteurizada
  • Opcional: agua de azahar, colorantes alimentarios....
     Básicamente consiste en batir la clara e ir añadiendo el azúcar glas a cucharadas, hasta que alcancemos la consistencia deseada: más dura para formar contornos, más líquida para cubrir..... yo, normalmente utilizo la xonsistencia para delinear. De ahí, a una manga pastelera desechable, a la que cortaremos la punta en función del grosor que queramos conseguir, y a disfrutar.

Menú Nochebuena 2015

     Un año más, recojo el menú navideño de mi familia en las fiestas anteriores, por si me sirve de inspiración alguna vez. Aunque, desde que lo voy apuntando, me doy cuenta de que hay cosas que nunca cambian. Pero me gusta la idea de que todos participen elaborando el menú. Porque en mi casa eso de las gambas y el marisco no les va mucho. Y así, todos cenamos a gusto. Y Santi y yo ponemos el punto innovador.


Aperitivos

Plato principal

Postres
     Pues nada, ya veremos qué cenamos en las próximas fiestas. Seguro que algo se repite. También forma parte de nuestras tradiciones navideñas.

Nueces

     Ésta es una receta de la zona donde vivo.  Uno de los dulces típicos de la navidad, y que además se puede preparar con antelación. Y un bonito detalle para regalar. La madre de un compañero de mi marido hace todos los años, y les regala para el trabajo. Y a mí siempre me llega alguna, lo cual es muy de agradecer.

Ingredientes
  • 1 kg de nueces limpias
  • 3/4 kg de azúcar glas
  • 6 yemas
  • 3/4 kg de almendra molida, con o sin piel
  • Boniato hervido con la piel y luego pelado
     Se amasa todo, excepto las nueces. Se forman bolas, a las que se pegan las nueces.
     Si se quiere, se hace un jarabe con azúcar fino, unas gotas de limón y un poco de agua. Se pasan las nueces por él y se dejan secar al aire.
     Se envuelven en papel de celofán de colores.

Edición 
      Me ha dado un vuelco el corazón al leer esta receta. Estaba programada desde el año pasado, cuando llegó a mí la nuez de la madre de Kiko, y la tenía olvidada. No la voy a borrar, lo escrito, escrito está. Evidentemente, hoy la escribiría de otra manera, pero no reniego de mi pasado. Este año no habrá nuez, al menos como esa o no llegará a mí de la misma manera. Demasiados cambios con respecto a la redacción de esta entrada. Me quedaré con que la nuez es exquisita. Fue bello mientras duró. Y. también, siempre quedará París. Hay muchos más dulces, también deliciosos, para ser descubiertos.