Fabada

     Nunca me gustaron las alubias cocidas como las hacía mi madre, y encima eran una de las comidas favoritas de mi madre. Así que, para mí, fue todo un descubrimiento la fabada, cuya receta saqué de un libro de cocina hace tropecientos años, y que es la que sigo haciendo. Y que me encanta. no está tan buena como la que hace mi amigo Juan Carlos en Llanes, y nos comimos juntos, pero es bastante digna. Aunque igual tengo que subir más veces a Llanes, para aprender mejor....

Ingredientes
  • 500 gr de alubias
  • 1 morcilla asturiana
  • 1 chorizo asturiano
  • 1 trozo de tocino entreverado ahumado
  • Una punta de jamón en trozos
  • Sal 
  • Azafrán
     La noche anterior, ponemos las alubias en remojo. También el jamón.
     Las escurrimos y las ponemos en una cacerola, cubiertas de agua fría. Cuando rompa el hervor, añadimos medio vaso de agua fría para "asustarlas", y realizamos tres veces ésta operación. Cuando vuelva a hervir, añadimos el jamón y el tocino, y dejamos cocer a fuego lento dos horas y media. Pasado este tiempo, añadimos el chorizo y la morcilla, y dejamos cocer una hora más. probamos de sal, y unos minuots antes de cocer, diluímos unas hebras de azafrán en un poco de caldo caliente, y lo añadimos al guiso.
     Yo lo hago en una cocotte, a fuego muy lento, y tapado, de manera que el agua que se evapora, vuelve a caer al guiso. De todas formas, hay que vigilar que no se queden sin agua, en cuyo caso añadiríamos sin problema, un poco más de agua fría.
     En Mercadona compro el "Compango", que está formado por el tocino, el chorizo y la morcilla asturiana.
     Me encanta la fabada. Y me acuerdo de las "habichuelas estofadas" que tanto le gustaban a mi padre.

1 comentario: