Arroz con patas

     Hay guisos que forman parte de nuestro menú habitual durante largos periodos de tiempo. Y nos encantan. Y un día, sin saber por qué, desaparecen de nuestra mesa. Y no los echamos en falta, hasta que, por casualidad, un día vemos ese ingrediente, o recordamos, o....Eso me pasó a mí al encontrar las patas de cordero en la carnicería. Durante mucho tiempo, era una plato habitual en casa de mis padres, y nos gustaba mucho a todos. Y de eso han pasado más de 20 años. Cuando en el mostrador de la carnicería vi las patas, no me cupo la más mínima duda. y gracias a que tenía la receta apuntada, pude recuperar el plato que nos hacía mi madre. Muy rico, un arroz de cuchara para el invierno, y aunque en la foto aparezca  seco, es caldoso.

Ingredientes

  • 2 patas de cordero por persona
  • Garbanzos
  • 1 hueso de jamón
  • Tomate rallado
  • 2 ajos
  • Aceite de oliva
  • Arroz
  • Azafrán

     La víspera, ponemos en remojo los garbanzos y el hueso de jamón.
     El día de autos ponemos una olla con agua y el hueso de jamón. Cuando hierva, añadimos los garbanzos y dejamos cocer.
     Aparte, ponemos el aceite en una sartén y vamos sofriendo las patas, y echándolas a la olla. Una vez sofritas todas, freímos el tomate y los ajos bien machacados, y también lo añadimos a la olla.
     Requiere bastante cocción por los garbanzos y las patas. También puede cocerse en la olla exprés, pero cociendo después unos 20-30 minutos con la olla destapada, para que el caldo coja cuerpo.
     Añadimos unas hebras de azafrán.
     Una vez bien cocidas patas y garbanzos, añadimos la sal, probamos y cocemos el arroz.
     Y servimos los platos. Y volvemos a la casa de mis padres, un domingo a mediodía, a comer un delicioso arroz con patas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario